junio 26, 2020
Coronavirus

Comienza plan piloto en Ñuble de monitoreo de aguas servidas para detección de COVID-19

Comienza plan piloto en Ñuble de monitoreo de aguas servidas para detección de COVID-19
El plan consiste en uno pionero a nivel nacional que busca, mediante el monitoreo de aguas servidas, detectar tempranamente el COVID-19.

Un plan pionero a nivel nacional que busca, mediante el monitoreo de aguas servidas, detectar tempranamente el COVID-19 en diferentes comunidades, comenzó su prueba piloto en Ñuble, luego de que el Intendente Martín Arrau; la seremi de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, doctora Paulina Assmann; y la seremi de Salud, doctora Marta Bravo; presenciaron la primera toma de muestras correspondiente a esta iniciativa, que consiste en la recolección de aproximadamente cinco litros de aguas servidas de un cuadrante limitado.

En la región, se realizarán mediciones en diferentes lugares, los que fueron definidos por la seremi de Ciencia en conjunto con la autoridad sanitaria. La metodología radica en realizar un test de heces fecales, que identifica el virus en el tercer día de iniciado el contagio, adelantando una o dos semanas antes el diagnóstico clínico. Además, perdura hasta 21 días después de que los síntomas han desaparecido y el test nasofaringeal entregue resultado negativo.

El Intendente Arrau destacó que “como región, cuando la comunidad científica plantea una idea innovadora, una idea precisamente que nos va a permitir tener mayor información del comportamiento del coronavirus en los grupos sociales, en ciertos barrios, en ciertas unidades, como una unidad penal, por ejemplo, como región nos pusimos a disposición para de esa manera, tener más información, poder hacer más gestión, aprender y así también, apoyar el enorme esfuerzo que ha hecho todo el personal sanitario en estos tres meses. Cualquier esfuerzo que nos permita hacer una mejor gestión del coronavirus va a ser bienvenido y es por eso que como Ñuble estamos lanzando este proyecto que es piloto en Sudamérica”.

A su vez, la seremi de Ciencia señaló que “agradecemos la oportunidad de hacer ciencia vanguardia en métodos complementarios para la detección y control del COVID-19. La herramienta de monitoreo y análisis de aguas servidas nos permitirá detectar precozmente algún brote de COVID, al mismo tiempo que se monitorea la evolución de un determinado sector ya testeado anteriormente. Esta iniciativa es un apoyo para todo el trabajo que realizan nuestras autoridades y sobre todo el sector de salud”. 

Además, recalcó el importante rol que ha tenido la Universidad de Concepción en todo el proceso, ya que las muestras se procesan en laboratorios especialmente acondicionados para ello "Hay una vinculación importante entre la academia y las autoridades regionales, traduciéndose en el constante apoyo que tienen las universidades de la macrozona centro sur para apoyar la pandemia. Particularmente, la Universidad de Concepción dispuso no sólo sus profesionales a disposición, sino que también acondicionó laboratorios con todas las medidas de seguridad necesarias, para procesar las muestras".