junio 3, 2020
Coronavirus

Chile, Australia, Canadá, Nueva Zelandia, la República de Corea y Singapur definen planes de acción para facilitar el flujo de bienes, servicios y movimiento de personas esenciales

Chile, Australia, Canadá, Nueva Zelandia, la República de Corea y Singapur definen planes de acción para facilitar el flujo de bienes, servicios y movimiento de personas esenciales
La declaración hace un llamado a dar una respuesta global coordinada a la pandemia Covid-19 y propone identificar acciones concretas para facilitar una recuperación económica inclusiva y sostenible.

Trabajar para garantizar el flujo de bienes en las cadenas globales de suministro

Se refiere la importancia de agilizar los procedimientos aduaneros, fomentando un mayor uso de medios electrónicos, con miras a reducir los tiempos de procesamiento y las cargas administrativas relacionadas con las leyes y reglamentos nacionales. Insta a que los países faciliten el flujo oportuno de bienes, incluidos los suministros esenciales, con el fin de asegurar el funcionamiento de las cadenas logísticas, a través del transporte aéreo, marítimo y terrestre.

Asimismo, solicita abstenerse a introducir prohibiciones o restricciones a la exportación, aranceles y barreras no arancelarias sobre bienes esenciales, incluidos alimentos, productos farmacéuticos y suministros médicos críticos; trabajar acuerdos bilaterales y/o multilaterales que aceleren los procedimientos de aprobación necesarios para las tripulaciones aéreas y utilizar aeronaves adicionales para operaciones de carga; así como promover la transparencia en la regulación de las importaciones y exportaciones para facilitar el flujo continuo de bienes.

Facilitar el movimiento de personas esenciales

Insta a facilitar la reanudación de los viajes transfronterizos que sean esenciales, con garantías mutuas de estándares de salud; establecer pautas para permitir viajes transfronterizos esenciales para fines tales como el mantenimiento de las cadenas globales de suministro, incluidos los viajes de negocios esenciales; fomentar un mayor uso de medios electrónicos para los procedimientos aduaneros, que minimicen las interacciones cara a cara sin alargar los tiempos de procesamiento; y garantizar la facilitación del transporte y los despachos de aduana de bienes esenciales, como alimentos, suministros médicos críticos y equipos de protección personal.

Minimizar los impactos negativos sobre el comercio y la inversión derivados de la pandemia para facilitar una recuperación económica inclusiva y sostenible

Para lograr esto, recomienda apoyar al sistema internacional de comercio basado en normas y trabajar estrechamente con las instituciones económicas internacionales clave; proporcionar información relevante a los países afectados y a la OMC de manera oportuna al adoptar una medida con un impacto previsible en el comercio internacional y la inversión; desarrollar y compartir las mejores prácticas tendientes a asegurar el flujo de bienes y servicios; y comprometerse activamente con el sector privado para diseñar e implementar medidas amigables para los negocios y trabajar juntos con el fin de dar soluciones creativas.